Aniversario, Boda, Decoracion, Invitacion, Packaging, Regalos, Romantico, Tarjetas

El amor en tiempos de pandemia

Hola a todos! Que ilusión me hace publicar por fin este trabajo.

La historia es larga y compleja, aderezada con una pandemia, una administración publica paralizada por el estado de alarma y unos novios enamoradísimos como quinceañeros a pesar de las muchas canas que peinan ya.

Pero como se suele decir “el amor siempre triunfa” y a pesar de los muchos impedimentos Dilma y Paco consiguieron casarse este mes de octubre (que en Zaragoza con el clima tan agradable que tenemos, es otro logro a sumar).

Estando ya con los ultimos detalles, a unos dias de la ceremonia, preguntaron a mis padres si les podian echar una mano con los votos…. no sabian muy bien qué poner, cómo expresarlo y mucho menos, cómo llevarlo al altar. Mi madre les mencionó que tanto para mi boda como para la de mi hermana, yo había preparado unos textos con papel especial porque no me fiaba de mi memoria en un momento de tantos nervios y que me podía preguntar por algo así para que ellos escribieran los suyos.

Cuando llegó a mi casa con la propuesta…. le dije que aquello de mi boda fue hace mucho tiempo (18 años nada menos), no conocía el scrap y ahora hay cosas preciosísimas que podíamos usar. Así que saqué todo un arsenal (será por papeles bonitos, no?) y empecé a darle opciones… pero ni a mi misma me convencía que escribieran los votos de su puño y letra en un papel de scrap… asi que le dije “los preparo yo?” y se le iluminó la cara… con incredulidad me preguntó…”harias eso por ellos?” clarooooooo despues de lo que han pasado los pobres para conseguir casarse…. vamos a hacer algo bonito!

Empecé a darle vueltas al formato… enrollado? tarjeta? me quedé con la segunda opción pero, había un condicionante y era que el texto debía estar en una letra bien legible y lo más grande posible para que pudieran leerlo bien (ya he dicho que peinaban canas) por lo tanto no podia ser una tarjeta pequeña.

Acto seguido…. busqué inspiración en internet… Pinterest concretamente. En esta web llevo bastante tiempo viendo las últimas tendencias de tarjetería en Estados Unidos para las bodas y he de decir que encantarme se queda muy corto. Son ideas aparentemente sencillas que unen el lettering, el foil, el papel vegetal, las transparencias y los tonos metalizados con y sin purpurinas. Me parece super elegante y nada recargado.

Me dí cuenta en seguida que ese era el camino a seguir aunque me encontré el primer problema. No tenia tiempo de experimentar con el foil, el papel vegetal y las transparencias por no decir que no son materiales que me fueran a facilitar incluir un texto grande de fácil lectura. Debía tomar un camino mas sencillo.

Y recordé haber visto hace bastante este tipo de invitaciones:

Este tipo de tarjetas tríptico, están cortadas con laser… de ahí el tener un diseño tan detallado cortado a la perfección. Ya había intentado en alguna ocasión cortar cosas similares con mi portrait pero el resultado no fue muy bueno. Por otro lado, sabía que existían toqueles para realizar los bolsillos y la zona mas intrincada…. pero estando ahi toda emocianada con los preciosos diseños, llegó el chasco. Para que quepan en las troqueladoras habituales y realicen el troquelado sin cortar el resto del papel…. el tamaño de la tarjeta plegada es un A6! Demasiado pequeño incluso para una invitación normal. Aun así es lo más cerca que me podía quedar de conseguir este resultado y decidí comprar los troqueles… y luego ya pensaría cómo darle la vuelta al asunto para obtener una tarjeta mas grande…. como un A5.

Por lo demás… lo tenía bastante claro, un diseño sencillo con el ordenador, papel metalizado oro espejo y una cartulina azul perlada preciosa que aun guardaba de otro proyecto.

Este fue el resultado:

Para que pudieran dejarlos en el altar y posteriormente guardarlos, pensé en decorar una caja pero todo lo que tenía quedaba demasiado grande. Así que al final opté por realizar un sobre con un preciosísimo papel de alto gramaje, perlado y ligeramente satinado. Este fue el resultado final:

En fin, los novios quedaron encantados… y yo más! Confiaron en mí sin conocerme y fue muy gratificante saber que les gustó mi trabajo para un día tan especial e importante.

Sólo me queda desearles una felicidad inmensa para la vida que comienzan juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s