Aniversario, Cumpleaños, Regalos, Tarjetas

Tarjetas olvidadas (I)

Últimamente tengo el scrap un poco olvidado y a veces me da un poco de cargo de conciencia no tener apenas publicaciones. No es que no haga nada, nada…. pero no hay grandes proyectos de esos que te ocupan unos cuantos días. Trabajo hay…. eso no es problema, tengo varios proyectos sin terminar e infinidad de ideas para otros nuevos pero no, las musas están en huelga.

Repasando las fotografías de trabajos pasados, me di cuenta de que tenía algunas cosas que no habían sido publicadas de ninguna forma, ni siquiera en redes sociales.

Me dio un poco de pena, la verdad. Porque aunque se vaya con mas o menos prisas todos los proyectos (incluso los minis) se hacen con ilusión y cariño. Encontré “olvidadas” varias tarjetas, tazas, envoltorios, camisetas, cake toppers… Seguramente otra scrapera le habría hecho la foto con el móvil y lo habría subido a Instagram, Facebook o alguna red similar pero a mi me da “cosa” no explicar nada del trabajo, ni la historia que lleva consigo. Vamos, que no concibo una publicación sin que vaya de la mano del blog (aunque ya no esté de moda).

¿y para qué os cuento esto? Pues porque el trabajo que he escogido es del año pasado (aunque los hay mas antiguos) y disfruté como una enana estampando, pintando y creando volúmenes. Se trata de una tarjeta que llevaba el regalo de cumpleaños de mi hermano.

Los chicos no son siempre un tema fácil en esto del scrap y encontrar el hilo conductor sin usar flores, mariposas y ese largo etcetera que nos encanta, es complicado. Pero hacía relativamente poco que había conseguido los sellos y troqueles de Tim Holtz “Crazy Birds” o como yo los llamo “los pollos”. En cuanto salieron me enamoré de ellos y de sus accesorios que los convierten en una opción para cualquier ocasión. Como baratos no son, fui comprándolos poco a poco… primero los sellos y luego los troqueles (que vinieron de EEUU porque en España no los tenia nadie). En fin, que me encantan estos pollos, sus caras y sus accesorios para cualquier festividad.

Seleccioné al protagonista, sus accesorios para un cumpleaños y di volumen a las alas y globos; lo pinté todo con rotuladores acuareables. Todo ello sobre un papel de acuarela y base de papel satinado brillante.

Así quedó:

El sobre realizado con ese papel precioso fue el broche de oro.

A mi hermano le encantó la tarjeta y se echó unas risas a costa del pobre pollo 😀

¿Que os parece a vosotros? ¿soléis trabajar con esta colección?

Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s